on

Capilla Parroquial en Los Camachos

Capilla La Milagrosa s
Capilla La Milagrosa

Capilla Parroquial en Los Camachos.

+ Situación > Los Camachos. Cartagena.
+ Fecha > 1999 – 2002
+ Promotor > Asociación de Vecinos y Asociación Parroquial y de la Juventud de Los Camachos
+ Arquitecto > Martín Lejarraga
+ Presupuesto > 49.065 €
+ Superficie Construida > 175 m2
+ Estudio Martín Lejarraga > Patricia Reus (Arq.), Daniel Ruiz (Arq.), Julián Lloret (Delineante)
+ Contratista > Jomida S.L.
+ Serigrafías > Ángela Acedo, Virginia Bernal, Dora Catarineu, Juan de la Cruz, Ángel Charris, Juan Manuel Díaz-Burgos, José Inglés, Juana Jorquera, Carmen Navarro, Nicole Palacios, Moisés Ruiz, Gonzalo Sicre
+ Fotógrafo > Juan de la Cruz Megías
+ FAD 2003 > Seleccionado
+ XII Premios de Arquitectura Región de Murcia > Mención
+ Catálogos de Arquitectura nº 0. COAMU
+ Revista Constructiva nº 02 ‘Revestimientos’
+ Catálogos de Arquitectura nº 13. COAMU
+ Catálogo FAD 2003
+ Catálogo XII Premios de Arquitectura Región de Murcia
+ METALOCUS nº 12-13
+ Documentos de Arquitectura nº 57

Capilla parroquial “La Milagrosa”


Un sueño
La Asociación de Vecinos y la Asociación Parroquial y de la Juventud de Los Camachos intenta, desde hace varios años, hacer realidad un sueño. Se trata de edificar una capilla donde poder celebrar los oficios religiosos, que hasta el momento, por no contar con los locales adecuados, comparten espacio con otros usos.


El proceso
Desde el año 1991, después de producirse la cesión del terreno por parte de uno de los vecinos, los representantes de la comunidad, encabezados por un grupo de incansables mujeres, han mantenido contactos con diversas instituciones y colectivos con el fin de encontrar apoyos a su iniciativa.


Lo necesario
Cumpliendo con las necesidades del pueblo, el edificio, se concibe como un volumen único. presenta en su cara sur un pórtico cubierto, ámbito de acceso y posible escenario de celebraciones al aire libre. La nave es el espacio principal, y a ella se abren al sur la pequeña capilla penitencial y la escalera de acceso al coro, y la sacristía al norte.


La idea
Se concibe la capilla como un espacio para la oración y el recogimiento, un espacio donde se encuentran el silencio y la luz: el silencio con su deseo de ser, y la luz, que suscita todas las presencias (Kahn).


Se propone una arquitectura esencial, ligada intensamente al paisaje, a la propia parcela – donde se apoya su resolución formal – y que se concreta en un espacio animado por la luz, que persigue una especial relación con el hombre que lo ha de ocupar y que suscite emociones.


La luz
La luz como material fundamental, con cuyas calidades, contrastes, se va conformando el espacio, en busca de una atmósfera solemne y grata.


El hueco sobre el altar introduce la luz del norte, la ventana volada matiza la luz del mediodía haciéndola resbalar por la fachada, y el lucernario sobre el coro filtra la luz del sol fuerte. Los pequeños huecos de la fachada de levante introducen la escala más próxima y dirigen la luz matizada por las imágenes en múltiples direcciones. Los puntos de luz a poniente rescatan la última luz del día.


En definitiva, la capilla se comporta como un enorme reloj de sol hueco y habitado.


La construcción
Dada la precariedad de medios económicos con los que se afronta el proyecto, éste los incorpora como un dato más del mismo, desde la sencillez, sobriedad y la unidad de material, textura y color.