on

Rehabilitación del Cuartel de Antigones. Universidad Politécnica de Cartatena -UPCT-. Biblioteca General

Rehabilitación Cuartel Antigones. UPCT s
Rehabilitación Cuartel Antigones. UPCT

Rehabilitación del Cuartel de Antigones. Universidad Politécnica de Cartatena -UPCT-. Biblioteca General.

+ Situación > Plaza del Hospital. Cartagena
+ Fecha > 2000 – 2006
+ Promotor > Universidad Politécnica de Cartagena -UPCT-
+ Arquitectos > Martín Lejarraga / Fulgencio Avilés
+ Presupuesto > 12.017.689 €
+ Superficie Construida > 16.310 m2
+ Estudio Martín Lejarraga > Patricia Reus (Arq.), José Amorós (Arq.), Caridad Martínes Caro (Arq.), Julián Lloret (Deliniante)
+ Equipo Técnico > Pedro Emilio Ballester (Arq. Técnico)
+ Ingeniero Estructuras > Florentino Regalado
+ Consultores > CYPE Ingenieros
+ Constratista > Ferrovial-Agroman
+ Arqueólogo > Luis Enrique de Miquel
+ Fotógrafo > Juan de la Cruz Megías
+ Concurso Internacional de Proyectos 2000 > 1º Premio
+ XIV Premios Arquitectura Región de Murcia > Premio
+ Catálogo ‘Concurso Proyectos’
+ Tribuna de la Construcción nº 46
+ Catálogos de Arquitectura nº 10. COAMU
+ La Naval nº 16
+ Casabella 724 -Italia-
+ Libro XIV Premios de Arquitectura Región de Murcia 2007
+ Arquitectura Ibérica nº 24 ‘Recuperar’ -Portugal-
+ Casabella 761-762 -Italia-
+ Catálogos Arquitectura nº 22. COAMU
+ Emergentes 05. COA Aragón
+ On Diseño nº 311. ‘Rehabilitar’ 2010

Memoria del proyecto


El proyecto se basa en la recuperación de los tres cuerpos originales de la edificación – un antiguo cuartel de la segunda mitad del s. XVIII – alas N, S y E, que mantienen las características de naves abovedadas de tres crujías, secuenciadas en espacios continuos y la creación de una nueva pieza construida en el frente O, en sustitución de una construcción existente.


El programa de usos plantea una doble escala en sus contenidos:
- gran escala: biblioteca, aulas, laboratorios y salas de grados y de reuniones
- pequeña escala: despachos de las áreas departamentales


La primera se adapta sin dificultad a la estructura original del edificio (módulo espacial abovedado de diferente condición según zonas).
La segunda, tanto por la condición dimensional propia de los despachos frente a la del cuartel, como por la envolvente de fachada tradicional y militar, y su predominio del macizo sobre el hueco, no se integra funcionalmente en el contenedor existente; por ello se proyecta un nuevo cuerpo edificado que contenga los despachos y demás pequeños espacios departamentales y que resuelva de manera eficiente la operatividad de los mismos.


La adaptación a los nuevos usos del volumen original se proyecta bajo la creación de grandes espacios abiertos y sin compartimentación, que configuran las diferentes áreas principales del programa, complementados con pequeñas piezas que contienen usos diversos y potencian la escala principal continua del espacio abovedado.


Como el conjunto de la superficie disponible en el interior de dicho volumen no permite la ubicación del programa propuesto al completo, se propone ampliar la superficie construida fuera del perímetro original, excavando el patio de acceso.


Es en este nuevo volumen bajo rasante donde se distribuyen las grandes áreas departamentales destinadas a laboratorios, talleres, etc. que por sus necesidades dimensionales, de instalaciones y de flexibilidad – para su posible evolución en el tiempo – se disponen también bajo el patio.


En definitiva, la biblioteca y depósito de libros se sitúan en la planta baja ocupando las tres alas del edificio conservado, la e.t.s.i. de telecomunicaciones con sus diferentes áreas se desarrolla en la planta primera del mismo edificio recuperado y en las zonas de nueva planta: sótano bajo patio y cuerpo nuevo en el frente oeste.


En dicho frente oeste se crea el acceso principal al edificio, conectando directamente con la plaza de las culturas a través de un ámbito cubierto, de transición entre espacios abiertos (plaza, patio), donde se sitúan las tiendas, cafetería, servicios y acceso a departamentos.


Dadas sus características funcionales, todas las áreas requieren estar interconectadas, pero manteniendo cierto grado de independencia que permita desarrollar sus actividades de forma diferenciada.


Frente a la imagen rehabilitada del edificio histórico, la pieza de accesos y departamentos se configura como un elemento de nueva construcción, en el que la fachada a la plaza se trata como un gran panel de comunicación entre la propia universidad y el conjunto de la ciudad; la imagen contemporánea y tecnológica de la comunidad universitaria integrada en el entorno histórico y cultural urbano.